Depresión y salud dental: cómo se relaciona salud mental y oral

David Carralero David Carralero 8 junio, 2021
depresión y salud dental

Los trastornos depresivos constituyen uno de los problemas de salud mental más comunes hoy en día. De hecho, la última Encuesta Nacional de Salud, realizada antes de la pandemia, ya reflejaba una prevalencia de un 6,68% en la población española, siendo hasta tres veces más frecuente en mujeres. Las consecuencias a nivel psicológico, afectivo o familiar son visibles, pero hay otras que en ocasiones no lo son tanto: aquellas que relacionan depresión y salud dental.

Los estados depresivos y el cuidado de la boca

La depresión podría ser un factor de riesgo en la aparición y desarrollo de enfermedades bucodentales. Ahora, el Consejo General de Dentistas ha puesto cifras a esta realidad. Estima que hasta un 61% de los pacientes con depresión sufre dolor dental y que la mitad considera que tiene una mala salud oral.

En esa perniciosa relación entre depresión y salud dental intervendrían varios factores. Por un lado, las personas que sufren este trastorno pueden llegar a abandonarse físicamente, olvidando, entre otras cuestiones, todo lo relacionado con el cuidado básico de sus dientes.

Por otro, es más fácil que caigan en hábitos nocivos a nivel general, pero que tienen gran repercusión en el estado de la boca. Ese sería el caso del tabaco, el alcohol o las drogas, pero también el de una alimentación descontrolada y desequilibrada, rica en azúcares y carbohidratos.

Además, de ello, el estrés asociado a la depresión genera cortisol. Esta es una hormona que debilita el sistema inmunitario. El resultado es que el paciente es más vulnerable a infecciones e inflamaciones, en el caso de la boca, a gingivitis y enfermedad periodontal.

Desórdenes en la articulación temporomandibular que cursan con dolor, aftas y bruxismo estarían también relacionados, de un modo u otro con trastornos depresivos. Unos trastornos cuyos síntomas se intentan controlar con fármacos cuyos efectos secundarios pueden provocar, entre otras cosas, sequedad dental, y no hay que olvidar que la saliva es un protector natural de los dientes.

Al mezclar todos estos factores, el resultado no es otro que un peligroso cóctel para la salud oral que puede desembocar en caries y en severas patologías periodontales. De ahí que sea esencial que personas con trastornos mentales de cualquier tipo cuiden especialmente su boca.

Consejos para neutralizar la relación entre depresión y salud dental

Las consecuencias de descuidar el estado de la boca durante un periodo prolongado de tiempo pueden ser irreversibles y afectar en el futuro de formas muy diferentes. No se trata solo de que el deterioro de los dientes haga necesario iniciar tratamientos específicos. Una dentadura en mal estado incluso podría llegar a provocar problemas de autoestima y para relacionarse.

Por esta razón, es fundamental que cualquier persona que sufra cuadros de trastorno depresivo acuda a su dentista de confianza. Él aconsejará cómo debe actuar para evitar que sus dientes sufran las consecuencias tanto de la enfermedad como de la medicación: rutinas de higiene oral, alimentación, hábitos de vida saludable, etc.

Depresión y salud dental pueden convertirse en un círculo vicioso de nefastas consecuencias. Cortarlo cuanto antes es importante y, en ese esfuerzo, los dentistas somos el mayor apoyo para quienes están inmersos en él.

En Carralero Clínica Dental Avanzada aplicamos los principios de la odontología psicoemocional para ofrecer a nuestros pacientes toda la confianza que necesitan. No descuides el estado de tus dientes, pide cita ya en nuestra clínica dental en Xàtiva.

Lo mejor para conocernos es visitarnos

Pide tu cita ahora

Pedir cita