¿Qué son los implantes sin cirugía guiados por ordenador?

David Carralero David Carralero 2 Mayo, 2017
implantes dentales

Uno de los mayores problemas a la hora de acudir a la consulta del dentista es el dolor que causan los tratamientos, como es el caso de los implantes dentales, además de sufrir el temido post-operatorio.

Este caso en concreto es bastante delicado, ya que la estética juega un papel protagonista. Sin embargo, esto ya no es más un problema. Gracias a los avances médicos de los últimos años, cada vez son más comunes las técnicas indolorasEs el caso de los implantes dentales que se realizan sin cirugía y guiados por ordenador.

Pero, empecemos por el principio. ¿Cuándo se ha de realizar un implante dental? La respuesta es sencilla: en caso de reposición de dientes perdidos o ausentes, o para dar soporte a rehabilitaciones fijas o removibles. Además de ese punto de vista funcional, debemos de tener en cuenta el estético, ya que te sentirás mucho más cómodo a la hora de sonreír.

¿Cómo se realizan los implantes sin cirugía guiados por ordenador?

El tratamiento de implantes dentales sin cirugía guiados por ordenador comienza con una primera visita en la que se analiza la situación, se hace un TAC escáner y, sobre la imagen en tres dimensiones, se planifica qué implante es el ideal. Gracias a las imágenes obtenidas, se puede planificar correctamente la posición óptima del implante, sin tener que hacer una cirugía. En la segunda visita, gracias al análisis previo, se coloca el implante y, pasados dos o tres meses, se coloca la corona definitiva. El proceso, además, se conoce como cirugía sin puntos o cirugía mínimamente invasiva.

Técnicas de implantes dentales sin puntos 

Existen distintas técnicas de implantes dentales sin puntos, como pueden ser la carga inmediata o la técnica All-on-Four. La primera de ellas se suele realizar en la zona de la sonrisa y permite recuperar la dentadura perdida en tan solo un día. ¡Perfecto para lucir una bonita dentadura de forma rápida!

La técnica All-on-Four, por su parte, permite colocar el mismo día la prótesis provisional fija, que va atornillada a los implantes. Finalmente, a los cuatro o cinco meses, se reemplazará por la prótesis definitiva. Estos dos procedimientos hacen que todo sea mucho más fácil y cómodo al instante, lo que mejora indudablemente tu calidad de vida. Es el caso de nuestro paciente Juan Viana, quien ahora tiene una dentadura sana y bonita.

Este tipo de método consigue un resultado final muy parecido al de los dientes naturales. De esta manera, recuperarás los dientes fijos en tan solo un día, y no solo eso, además la confianza para sonreír, comer y, en definitiva, hacer vida normal. Además, al tratarse de una cirugía mínimamente invasiva, no tendrás que soportar el post-operatorio, verás cómo se elimina el dolor y podrás llevar una vida cómoda tras salir de la consulta.

Pide un presupuesto sin compromiso y, con tu nueva dentadura, volverás a sonreír y a comer como siempre.