Alternativas a los brackets metálicos: qué opciones tienes si no quieres llevarlos

David Carralero David Carralero 6 agosto, 2019
Alternativas a los brackets metálicos

Por cuestiones estéticas o de comodidad, no todo el mundo quiere someterse a un tratamiento convencional de ortodoncia con brackets. Hasta hace unos años, esta era la única posibilidad de corregir problemas en la mordida o en la alineación de los dientes. Sin embargo, hoy en día hay diferentes alternativas a los brackets metálicos.

Estas técnicas evitan los principales inconvenientes de los tratamientos convencionales con brackets, con ventajas como que no se aprecian a la vista, son cómodas y no provocan roces o heridas. Y, a pesar de ello, los tratamientos no son más largos y los resultados son óptimos. ¿Cuáles son las mejores alternativas a los brackets metálicos? Voy a hablar de dos.

Ortodoncia Lingual Incognito®

Es una técnica de ortodoncia completamente invisible. ¿Por qué? Porque trabaja desde la cara interna de los dientes. Utiliza brackets, pero no tienen nada que ver con los convencionales. En este caso, se fabrican con una aleación de oro y se diseñan de forma específica para cada paciente.

El aparato se hace a medida gracias a un programa de diseño avanzado para que se adapte a la perfección a la dentadura de una forma anatómica. Además, gracias al material que se utiliza, el grosor de las piezas es menor que el de los brackets tradicionales, por lo que resulta más cómodo para el paciente.

No son las únicas ventajas. Este sistema de ortodoncia invisible no dañará el esmalte de tus dientes y causa menos molestias que otros a la hora de vocalizar. Además, permite tratar cualquier problema relacionado con desviaciones en los dientes. Y no hay que olvidar que nadie notará que lo llevas durante el tiempo de aplicación del tratamiento.

Invisalign: otra de las alternativas a los brackets metálicos

Si por el motivo que sea no quieres llevar ningún tipo de brackets, el sistema Invisalign es una gran alternativa. Trabaja mediante una serie de férulas transparentes que se adaptan a los arcos dentales y que se van cambiando según se van posicionando los dientes.

Esta técnica tiene ventajas importantes. Por un lado, los alineadores son invisibles, nadie notará que los llevas. Además, son muy cómodos, ya que se adaptan a los dientes como un guante, de modo que no impiden hablar con normalidad ni causan roces o llagas.

Por otra parte, se pueden quitar y poner. Esto supone una ventaja a la hora de comer, ya que podrás llevar una alimentación completamente normal. Y también es una ventaja a la hora de la higiene dental porque te podrás lavar los dientes normalmente.

Sin embargo, Invisalign requiere la implicación total del paciente. ¿Por qué? Porque la duración y efectividad del tratamiento dependen del tiempo que lleve los alineadores puestos. Es decir, que solo conviene que te los quites a la hora de comer y en circunstancias muy excepcionales.

En cualquier caso, en Clínica Dental Carralero hemos preparado para ti un Ebook con información muy útil sobre este tratamiento. En esta Guía sobre Invisalign encontrarás respuestas a cualquier duda que te pueda surgir. Solo tienes que descargarla aquí.

Como ves, hay alternativas a los brackets metálicos tradicionales. Alternativas igual de eficaces, pero más discretas y cómodas. No esperes más y pide cita en nuestra clínica dental en Xàtiva. Nuestros profesionales te asesorarán y te aconsejarán el tratamiento más adecuado para corregir esos problemas que afectan a tu dentadura y a tu sonrisa.

David Carralero

¿Tienes dudas? te las resuelvo aquí.