Por qué guardar los dientes de leche de tus hijos

David Carralero David Carralero 6 febrero, 2018
guardar los dientes de leche

La salida de los primeros dientes es un momento inolvidable para los papás. Significa alguna que otra noche sin dormir y muchos mimos para calmar al bebé. Pero, sobre todo, significa que comienza a cambiar la sonrisa de los más pequeños, esa que hace que todo se olvide. Por eso debemos guardar los dientes de leche, para mantener esa alegría de nuestro hijo.

E igual de inolvidable es la caída de esos dientes de leche y el momento en el que el ratoncito Pérez sorprende a los niños y cambia esos dientecillos por una moneda o un regalo. Pero, ¿qué hacer con ellos?

Son muchos los padres que se preocupan de guardar los dientes de leche de sus hijos como un recuerdo, sin saber que lo que realmente están guardando es un auténtico tesoro.

Los dientes de leche pueden salvar vidas

Parece mentira, pero es cierto. Esa pequeña pieza que se conserva como un recuerdo sentimental tiene un valor increíble, siempre y cuando se conserve adecuadamente. Ese valor son células madre, células capaces de multiplicarse de forma exponencial y que pueden ser un auténtico salvavidas en caso de determinadas enfermedades.

Es en la pulpa, en la parte interna del diente, donde se concentran estas células. Células con una gran capacidad para transformarse y regenerar tejidos, músculos, órganos, cartílagos y huesos. Son muchas las enfermedades que se pueden tratar con este tipo terapia celular, para la que contar con células madre del paciente es imprescindible. Y de ellas no solo puede beneficiarse el dueño de esos dientes, a veces, también, sus familiares.

¿Cómo guardar los dientes de leche?

Sin embargo, para que no pierdan esas células madre tan valiosas, los dientes no se pueden conservar de cualquier manera. Con el tiempo y las condiciones ambientales esas células desaparecen en muy poco tiempo y se pierden de manera irremediable.

Lo más importante es acudir al dentista cuando veamos que está a punto de caerse un diente. Los especialistas podemos retirarlo de la manera más adecuada para que esas células madre permanezcan intactas. Tras ello, los bancos de células madre se encargan de conservarlos en condiciones idóneas por si en un futuro fuera necesaria su utilización.

Guardar los dientes de leche de la manera apropiada puede salvar vidas. Para saber cómo actuar, acude a nuestra clínica dental en Xàtiva y solicita información. En Clínica Dental Carralero te atenderemos un equipo con los mejores profesionales, porque sabemos que en tus manos tienes un tesoro de valor incalculable, pero que hay que saber cuidar.