Invisalign y el tabaco son una mala combinación

David Carralero David Carralero 6 noviembre, 2018
Invisalign y el tabaco

Fumar es uno de los hábitos más perjudiciales en los que se puede caer. Lo es para la salud en general, pero muy en especial para tener una boca saludable. Seguro que conoces algunas consecuencias, pero nunca está de más recordarlas:

  • El tabaco aumenta las posibilidades de sufrir enfermedades en las encías. El tabaco afecta al sistema inmunitario y el cuerpo tiene menos defensas para enfrentarse a las bacterias.
  • Provoca una coloración oscura o amarillenta en los dientes.
  • Aumenta el riesgo de sufrir caries.
  • Causa mal aliento, ya que el tabaco altera la flora microbiana de la cavidad bucal.
  • Favorece la movilidad dental y pérdida de piezas.
  • En los casos más graves, el tabaco está en el fondo de la aparición de cáncer oral.

Por todo ello, la mejor decisión que se puede tomar es dejar de fumar. Pero muy especialmente antes de someterse a un tratamiento de ortodoncia. Tratamientos como Invisalign y el tabaco son muy malos compañeros.

Invisalign y el tabaco

Invisalign es un tratamiento de ortodoncia muy cómodo y eficaz. Consiste en unas férulas completamente transparentes que van alineando los dientes. Son férulas removibles, por lo que se pueden retirar para comer y, además, facilitan la limpieza de los dientes.

Es un tratamiento que no se nota, que no causa molestias y que permite hacer una vida completamente normal. Incluso fumar, aunque, por supuesto, no es lo recomendable. La razón es muy sencilla: el humo del tabaco puede quedar atrapado dentro de las férulas, de modo que atacará de una manera mucho más prolongada y agresiva a los dientes.

Aun extremando la higiene, Invisalign y el tabaco son incompatibles. El tratamiento de ortodoncia busca mejorar la salud bucodental, pero sus efectos quedarán anulados en parte por el efecto de los cigarrillos. Si no se deja de fumar, encías y dientes seguirán sufriendo, y, al final, esas piezas que se han alineado perfectamente pueden acabar perdiéndose.

Por eso, mi recomendación, y la de todos los especialistas en salud, es que abandones el hábito del tabaco siempre. Y someterse a un tratamiento de ortodoncia como Invisalign puede ser una excusa perfecta para conseguirlo.

Si logras olvidarte para siempre del tabaco ganarás en salud. Ponte como objetivo conseguir una sonrisa perfecta para animarte a luchar por ello. Invisalign pondrá la técnica, tú tendrás que poner las ganas y el esfuerzo, pero si visitas nuestra clínica dental en Xàtiva te ayudaremos a conseguirlo.

En Clínica Dental Carralero te explicaremos por qué Invisalign y el tabaco no deben mezclarse nunca, por qué es tan importante dejar de fumar antes de iniciar el tratamiento. Además, te mostraremos, con nuestras técnicas de diseño de sonrisas, cómo te verás cuando haya concluido. Queremos que ese sea el empujón definitivo para que dejes de fumar para siempre y puedas mostrar una boca sana y bonita. ¿Te animas?