Consejos para mantener una lengua sana

David Carralero David Carralero 26 septiembre, 2019
lengua sana

La lengua es una de las grandes olvidadas en la higiene oral. Muchas personas creen que no es necesario incidir en su limpieza diaria. Nada más lejos de la realidad, porque este órgano, por esa rugosidad que lo caracteriza, puede ser caldo de cultivo ideal para las bacterias que atacan a nuestros dientes y encías.

Además, no hay que olvidar que la lengua es fundamental en la masticación y en la deglución, también a la hora de hablar y de salivar. Sin olvidar que es el órgano del sentido del gusto. Por ello, es tan importante tener una lengua sana.

¿Cómo puedes saber si está tu lengua sana?

No es difícil, la lengua es un órgano en el que cualquier patología o problema es muy visible, además de que puede llegar a ser muy molesto. Si tienes dudas, presta atención, estos son los signos de una lengua sana:

  • Debe tener un color rojo pálido o rosado. Un ligero velo blanquecino no es preocupante, pero debes tener cuidado si se trata de manchas de forma reticular que acaban enrojeciendo. En algunos casos puede ser un signo que alerta sobre problemas como anemia, diabetes o hipertensión.
  • Debe ser lisa. En el caso de que aparezcan grietas blanquecinas o manchas irregulares o con forma de surco lo mejor es que acudas al médico, ya que puede tratarse de una infección por hongos.
  • Tiene que estar ligeramente humedecida y ser flexible.

Enfermedades de la lengua

Tanto el cambio de color como de la superficie de la lengua nos alertan de la posibilidad de sufrir alguna patología. También el mal aliento. ¿Qué enfermedades o anomalías puede sufrir la lengua? Estas son las más comunes:

  • Candidiasis oral: está provocada por el hongo Candida. Se manifiesta en forma de lesiones blancas, que pueden estar enrojecidas por debajo e incluso sangrar. Es muy contagiosa, por lo que se debe acudir al médico u odontólogo, que posiblemente recomiende algún antifúngico oral.
  • Leucoplasia: también se manifiestan en forma de manchas blancas, pero en este caso su origen es irritativo. La pueden provocar el tabaco, el alcohol o incluso la ortodoncia o prótesis dentales. Evitando el agente irritante, por lo general, es suficiente para acabar con el problema.
  • Liquen plano oral: forma manchas blancas o rojas, que pueden ser molestas, aunque no siempre. No es infeccioso ni se contagia, pero es crónico. Por ello, es importante tratarlo desde el momento en el que aparezca.
  • Lengua geográfica: se llama así porque la lengua se cubre de manchas blancas y rojizas, así como de grietas, que le dan un aspecto parecido al de un plano. Normalmente, se debe al estrés, a cambios hormonales o falta de vitaminas y remite por sí solo.
  • Lengua fisurada: se manifiesta en forma de grietas que son benignas, pero pueden ser molestas y causar halitosis.
  • Otros trastornos de la lengua: lengua negra y vellosa (por la acumulación de células muertas), macroglosia (una lengua de un tamaño excesivo que suele ser congénito) o anquiloglosia (cuando el frenillo lingual es muy corto).

¿Cómo mantener la lengua sana?

Excepto aquellos problemas que tienen origen genético o que son consecuencia del estrés, el resto de trastornos o patologías que puede sufrir nuestra lengua se pueden evitar con una adecuada higiene oral. No te olvides de:

  • Utilizar el cepillo también para limpiar la lengua, o mejor, usar cepillos con limpiador lingual o raspadores. Eso sí, pásalos con cuidado para no provocar irritaciones.
  • Limpiar la lengua en cada cepillado.
  • Usar un colutorio que te recomiende tu dentista.
  • Visitar a tu dentista periódicamente y no pasar por alto ningún síntoma que indique que tu lengua no está en las mejores condiciones.

Como ves, mantener la lengua sana es muy fácil, no requiere apenas tiempo y puede ayudarte a prevenir problemas casi siempre de escasa gravedad, pero que pueden llegar a resultar muy molestos y antiestéticos.

Si quieres evitarlo, en nuestra clínica dental en Xàtiva te haremos una revisión en profundidad para determinar el estado de tu boca y de la salud de tu lengua. La prevención es siempre la base de una sonrisa sana y en Clínica Dental Carralero trabajamos para ello.