Cuida también la salud bucal de tus hijos en Navidad

David Carralero David Carralero 24 diciembre, 2019
salud bucal de tus hijos en Navidad

Mazapanes, turrones, chocolatinas, polvorones, caramelos… Sin duda, la Navidad es una época muy dulce, sobre todo para los más pequeños. Pero también es la más peligrosa porque, si a los mayores nos cuesta resistirnos a estas delicias, ¿cómo conseguir que nuestros hijos no caigan en la tentación?

Sin embargo, no hay que levantar la guardia, es muy importante que vigiles estrechamente lo que comen y, sobre todo, que cuides la salud bucal de tus hijos en Navidad. Porque no se trata solo de controlar la ingesta de dulces, sino también de no descuidar la higiene dental.

Cualquier exceso siempre es malo, pero no olvides que la boca de tus hijos es delicada y que la caries puede hacer acto de presencia de forma temprana al menor descuido. Prestar un poco de atención también en esta época les ayudará a tener una boca sana en la edad adulta. 

¿Cómo debes cuidar la salud bucal de tus hijos en Navidad? Seguro que te lo estarás preguntando, y puede que te parezca muy complicado. Pero realmente, no lo es tanto. Solo tienes que seguir algunos consejos muy sencillos:

Visita al dentista para prevenir

Antes de que empiecen las fiestas es bueno que lleves a tu hijo al dentista para que compruebe la salud de sus dientes. Si hay algún problema o alguna caries, siempre será mejor tomar las medidas oportunas antes de que comience la Navidad. Si lo dejas pasar, quizá luego sea más complicado poner solución.

Hablar con los más pequeños sobre su alimentación

Se trata de que sepa que hay ciertos dulces que pueden provocar daños en sus dientes. Explícale que morder turrones duros o frutos secos puede provocar fracturas en los dientes o hacer que se despeguen los brackets, si lleva ortodoncia. También los dulces de textura pegajosa pueden provocar problemas.

Hablar con los más pequeños para que entiendan la importancia de cuidar su salud bucal es clave y si les damos ejemplo, les resultará más fácil comprender.

Hacer seguimiento sobre la alimentación

Si tu hijo es mayor, seguro que intenta jugar “al despiste”, pero si es pequeño, puedes controlar que no abuse de los dulces ni de las bebidas azucaradas. En cualquier caso, hay que ser estricto con el consumo de azúcar, tal vez no lo entienda, pero algunas veces hay que hacer un poco de esfuerzo en este sentido para guiar su alimentación. 

Otra opción puede ser evitar las tentaciones a cualquier hora guardando las bandejas con los dulces y compartiendo el momento dulce en determinadas ocasiones bien en reuniones familiares o días especiales. 

Extremar la higiene

En Navidades no solo comemos en exceso y muchos más dulces, sino que también es muy fácil relajarse con la higiene dental. Es más habitual en el caso de los más pequeños, y también entraña más riesgos. Salimos hasta tarde, los niños se duermen en el camino y no queremos despertarlos para que se laven los dientes. Puede ser un gran error.

No es necesario que los despiertes, pero sí que lleves contigo su cepillo y su pasta para que pueda lavarse los dientes fuera de casa. Exactamente igual que haces (o deberías) hacer tú.

Ellos se pueden despistar, pero tú no debes hacerlo. Si tienes en cuenta estos consejos estarás cuidando la salud bucal de tus hijos en Navidad y previniendo problemas más adelante: fracturas dentales, caries, pérdida de elementos de ortodoncia, etc.

Si quieres asegurarte del estado de la boca de tu hijo antes de que empiecen las fiestas, pide cita en nuestra clínica dental en Xàtiva. Nuestros especialistas en odontopediatría revisarán sus dientes y te darán las pautas para conseguir que se mantengan en perfectas condiciones, a pesar de que sea inevitable que coman algunos dulces de más. Os esperamos en Clínica Dental Carralero.

David Carralero

¿Tienes dudas? te las resuelvo aquí.