¿Cuál es la diferencia entre las carillas Lumineers y las carillas de porcelana?

David Carralero David Carralero 4 diciembre, 2018
Lumineers

Una sonrisa perfecta. Ese es el sueño de muchas personas, y no es difícil de conseguir ni se necesitan meses de tratamiento. La estética dental ha avanzado mucho en los últimos años y uno de los procedimientos más rápidos y sencillos son las carillas dentales.

¿Pero son todas iguales? La respuesta es no. Por un lado, están las carillas de porcelana, las tradicionales. Por otro, las carillas Lumineers, que utilizan las más avanzadas tecnologías. El resultado estético que proporcionan ambas es muy parecido, pero el procedimiento no lo es.

¿Qué corrigen las carillas dentales?

Evidentemente, lo primero que debes saber es que las carillas no resuelven todos los problemas que impiden mostrar una sonrisa bonita, pero sí muchos de ellos:

  • Disimulan dientes torcidos o con ligero apiñamiento.
  • Ocultan dientes astillados, rotos o manchados.
  • Cubren huecos entre las piezas dentales.
  • Igualan dientes de diferente tamaño.

El resultado es una sonrisa perfecta y, lo que es más importante, de aspecto muy natural, porque las carillas se diseñan a medida del paciente.

¿Carillas de porcelana o carillas Lumineers?

La gran diferencia entre ambos tipos de carillas es que las de porcelana obligan a realizan un proceso invasivo en la pieza dental. Para poder colocarlas hay que tallar el diente. Algo menos que cuando se va a colocar una funda, pero supone una intrusión en el esmalte dental. Asimismo, puede ser necesario aplicar anestesia al paciente para poder trabajar.

Las carillas Lumineers, en cambio, no necesitan ese tallado. Se colocan directamente sobre el diente, sin anestesia, sin molestias y en unos minutos. Además, hay una ventaja añadida: en caso de tener que retirarse la carilla, la pieza dental estará intacta, lo que no ocurre con las de porcelana.

¿Cómo son las carillas Lumineers?

Otra de las diferencias con respecto a las carillas tradicionales, es que las Lumineers son ultrafinas. Tanto como una lentilla, apenas 0,03 mm. Eso no quiere decir que sean menos resistentes, al contrario, están realizadas con un material de enorme dureza.

El resultado es una carilla muy cómoda, que no molesta y que no se aprecia, porque está hecha de un material traslúcido que tiene una apariencia completamente natural. Incluso se pueden fabricar en diferentes tonos, para adaptarse aún mejor al de los dientes del paciente.

Si buscas una clínica dental en Xàtiva para conseguir esa sonrisa perfecta que te proporcionarán las carillas Lumineers, debes tener en cuenta que para trabajar con ellas se necesita una cualificación concreta que no todos los dentistas tienen. La Clínica Dental Carralero cuenta, no solo con la acreditación necesaria, sino con una amplia experiencia en este tipo de carillas.

Nadie mejor que nuestros pacientes para dar testimonio de esto; conoce el caso de Monste Mejías y anímate; tú también puedes lucir una sonrisa así de bonita. Obtén tu presupuesto y empieza a sonreír.