9 malos hábitos que dañan nuestros dientes

David Carralero David Carralero 22 agosto, 2017
Malos hábitos que dañan nuestros dientes

Salud dental

Es cierto que los dientes están diseñados para masticar y comer, pero en muchas ocasiones caemos en malos hábitos que dañan nuestros dientes y nuestra salud dental.

Todos hemos utilizado nuestros dientes para hacer algo para lo que no están diseñados, por ejemplo abrir botellas o algún envase con los dientes son hábitos muy comunes. Pero usar nuestros dientes para otro fin que no sea el de masticar resulta muy perjudicial para su buen estado.

Pero siempre hay algún mal hábito que pasamos por alto y no nos paramos a pensar en las consecuencias negativas. Por ello, en el post de hoy, mostraremos 9 malos hábitos que dañan nuestros dientes.

Malos hábitos que dañan nuestros dientes

Abrir botellas con los dientes

Esta es la práctica más común, una vez que intentamos abrir una botella con las manos sin éxito, lo siguiente a lo que recurrimos es a los dientes.

Ejercer esa presión en nuestra boca puede ser muy perjudicial para nuestra salud dental en el futuro.

Masticar hielo

Este es otro de los malos hábitos que dañan nuestros dientes y que más les gusta realizar a las personas, sobre todo en verano. Y aunque si bien es cierto que realizar esta práctica puede hidratarte, también puede producir fragmentaciones e inflamar el tejido debajo de los dientes.

Rechinar

Este es un tipo de hábito que muchas pacientes no saben que lo tienen, dado que, con frecuencia sucede por la noche mientras dormimos.

El hábito de rechinar los dientes es más conocido como bruxismo, que en los pacientes que lo sufren la causa suele ser por estrés, y aparte de rechinar los dientes las personas con bruxismo tienden a apretar excesivamente los dientes superiores contra los inferiores, lo que a la larga puede causar una erosión del esmalte.

Una solución muy eficaz es usar férulas dentales por la noche, para que cuando realicemos el mal hábito no tenga consecuencias negativas en nuestra salud dental.

Masticar dulces duros

Además del daño que ya provoca el azúcar en nuestra salud bucodental, el hábito de masticar dulces duros puede romper nuestros dientes directamente.

Usar los dientes como herramientas

Ya hemos comentado el común y mal hábito de abrir botellas con los dientes, pero aparte de realizar esta práctica, muchas personas utilizan sus dientes como herramientas, es decir, para abrir bolsas, envases, botellas, o sostener o transportar objetos.

Realizar cualquier práctica que no sea masticar y hablar, es negativo para nuestra salud dental y puede causar graves daños a nuestros dientes, encías y mandíbulas.

Mordernos las uñas

Es el mal hábito por excelencia, esta práctica tan común en muchas personas, además de arruinar nuestras uñas, puede tener consecuencias muy negativas en nuestra salud bucodental, como por ejemplo:

  • Dañar el esmalte.
  • Puede fragmentar nuestros dientes generando roturas.
  • Daños graves en la mandíbula.
  • Inflamación de encías.
  • Genera todo tipo de bacterias en nuestra boca.
  • Puede producir enfermedades bucodentales.

Masticar un bolígrafo o lápiz

Tanto en el trabajo, en el colegio o en casa, son muchas las ocasiones que nos encontramos con un bolígrafo o lápiz en las manos y tendemos a meterlo en la boca para masticarlo.

Este mal hábito puede provocar fracturas en nuestros dientes, aparte de generar bacterias en nuestra salud dental.

Cepillar los dientes con demasiada fuerza

Si el hábito de cepillarnos los dientes es un beneficio para nuestra salud bucodental, hacerlo con demasiada fuerza puede provocar daños en nuestros dientes. Dado que, si ejercemos mucha presión sobre nuestros dientes y encías, puede terminar por erosionar la encía que recubre la raíz del diente generando sensibilidad dental.

Son muchos los malos hábitos que dañan nuestros dientes y hacemos, a veces sin darnos cuenta, y que resultan muy desfavorables para nuestra salud bucodental. En Clínica Dental Carralero, animamos a nuestros pacientes a llevar unos buenos hábitos y realizar revisiones periódicas para la prevención dental.

Si lo desea, puede pedir una cita previa sin compromiso, para asesorarle y resolver todas sus dudas en los malos hábitos que dañan nuestros dientes.