Quitar el sarro de los dientes sin dañar el esmalte

David Carralero David Carralero 1 agosto, 2017
quitar el sarro de los dientes

¿Qué es el sarro?

En la entrada de hoy, hablaremos sobre algo muy común y que preocupa a muchos de nuestros pacientes, el sarro, y os daremos algunos consejos para quitar el sarro de los dientes sin dañar el esmalte.

Denominamos sarro a la placa bacteriana (de color amarillo o marrón) que se forma en nuestros dientes, esa placa se endurece sobre ellos, pero también en el borde de las encías o debajo de ellas.

La acumulación del sarro puede dañar los tejidos gingivales, dado que, el sarro, aporta a la placa un lugar más amplio donde desarrollarse y adherirse, derivando en infecciones, caries y enfermedades de las encías como la piorrea.

Debemos prestar especial atención a la hora de quitar el sarro de los dientes, si bien, aparte de deteriorar la salud de nuestros dientes y encías, genera un problema estético. Además, al ser más absorbente, su color empeora con facilidad, de tal forma que, si los pacientes consumen café, té o son fumadores, es de gran importancia evitar la formación del sarro o en su defecto quitarlo.

Quitar el sarro de los dientes sin dañar el esmalte

El sarro en nuestros dientes se acumula con facilidad, por lo que sólo puede ser eliminado en su totalidad mediante una limpieza bucal, no obstante, hoy os traemos algunos consejos que podéis probar para quitar el sarro de los dientes sin dañar el esmalte:

  • Clavo de olor, mezclado con la pasta dental antes del cepillado, ayuda a quitar el sarro de los dientes, una vez que usemos esta pasta, debemos cepillarnos los dientes con normalidad.
  • Comer manzana sin trocear, directamente dando mordiscos, ayuda a arrastrar el sarro eliminándolo de los dientes.
  • Cortar una fresa por la mitad, y frotar la superficie de los dientes con la pulpa, gracias a su textura ayuda a quitar el sarro de los dientes.
  • Masticar hojas de perejil, aparte de eliminar el sarro, también aporta un efecto blanqueador, pero no se debe abusar de su consumo.
  • Infusión de hojas de salvia, debemos sumergir en cepillo en el líquido de la infusión y frotar nuestros dientes, el resto de la infusión se puede usar como enjuague bucal.
  • Bicarbonato de sodio o vinagre de manzana, estos productos ayudan a blanquear nuestros dientes, pero es importante enjuagarnos muy bien la boca después de utilizarlos, dado que pueden dañar el esmalte.
  • Cáscara de plátano, después del cepillado tapar nuestros dientes contra la cara interna de la cáscara y posteriormente volver a cepillarnos los dientes con pasta dental.

En Clínica Dental Carralero somos expertos en la eliminación del sarro mediante una limpieza bucal, no dudes en pedir una cita previa y atenderemos tu caso con el tratamiento más eficaz.