Recomendaciones para la salud dental en el embarazo

David Carralero David Carralero 15 octubre, 2019
salud dental en el embarazo

Decían nuestras abuelas que cada embarazo le cuesta un diente a la madre. Realmente no es cierto, o no debería ser así. Sí es verdad que se trata de un periodo de grandes cambios en la mujer y que estos pueden repercutir en la boca si no se cuida como es debido. Por eso es tan importante cuidar la salud dental en el embarazo.

Pero realmente hay que empezar a hacerlo mucho antes. En el momento en que se decida tener un hijo, conviene acudir al dentista y someterse a una revisión en profundidad. Si hay algún problema como caries o inflamación de las encías lo mejor es corregirlo, o al menos tenerlo controlado, antes de la gestación.

Cómo afecta el embarazo a la salud dental

La boca es muy sensible a los cambios hormonales que sufre la mujer cuando está embarazada. Lo es por muchos motivos. En primer lugar, las encías están mucho más sensibles. Por ello, cualquier acumulación de placa, por pequeña que sea, puede hacer que se inflamen y acabe desarrollándose una gingivitis.

Además, las náuseas y vómitos típicos en el primer trimestre son muy ácidos. Y este ácido que asciende desde el estómago es muy agresivo con el esmalte dental. Este puede debilitarse y, de esta manera, los dientes serán más sensibles al desarrollo de caries. También lo serán porque es habitual en las gestantes tener la boca seca, y no hay que olvidar que la saliva es un gran protector para los dientes.

Finalmente, a la hora de considerar la salud dental en el embarazo, hay que tener presentes los cambios en la alimentación de las embarazadas. Lo lógico es que las mujeres se cuiden más en este periodo y lleven una dieta saludable. Pero también aparece con cierta frecuencia el hambre a deshoras y la necesidad de picar, por lo que los dientes están más expuestos a la acumulación de placa.

Consejos para cuidar la salud dental en el embarazo

La recomendación básica es visitar al dentista con la frecuencia que él sugiera en cada caso. Además, hay otras cuestiones que no hay que pasar por alto para mantener una buena salud dental en el embarazo:

  • Extremar la higiene y usar hilo dental. Puede ocurrir que el dentífrico habitual, de repente, no parezca agradable. En ese caso, es mejor usar uno suave. Y, por supuesto, nunca hay que abandonar los buenos hábitos de higiene dental.
  • Cuidar la alimentación. Más que nunca, conviene evitar dulces y bebidas azucaradas. También es recomendable controlar el consumo de alimentos excesivamente ácidos y, al contrario, tomar otros ricos en calcio.
  • No renunciar a ningún tratamiento que sea necesario. El dentista lo hará en el mejor momento y sin ningún tipo de riesgo ni para la madre ni para el bebé. Lo mejor es no dudar en consultárselo. Eso sí, es importante informarle muy bien si se está tomando algún tipo de medicación.

Si estás pensando en quedarte embarazada o ya lo estás, pide cita en nuestra clínica dental en Xàtiva. Con una revisión estarás cuidando tu salud y también la de tu bebé. En Clínica Dental Carralero te espera un magnífico equipo de profesionales que ayudarán a que tu sonrisa sea la más bonita que pueda ver tu hijo.

David Carralero

¿Tienes dudas? te las resuelvo aquí.