Cómo utilizar el hilo dental correctamente

David Carralero David Carralero 27 agosto, 2019
utilizar el hilo dental

La higiene es fundamental para mantener una buena salud oral. Muchas veces no es suficiente con un buen cepillado. La placa dental bacteriana se puede desarrollar en cualquier hueco entre los dientes o debajo de la línea de las encías, lugares a los que el cepillo no llega bien. Por eso es aconsejable utilizar el hilo dental, ya que permite eliminar los restos de comida que pueden haber quedado entre los dientes. 

Lo debes usar, al menos una vez al día. Un buen momento es el último cepillado, ya que, por lo general, es cuando tenemos más tiempo para dedicar al cuidado de nuestra boca. Y, como en tantas otras cosas, tan importante es emplear los minutos que sean necesarios como una técnica correcta.

¿Quieres saber qué pasos debes seguir para utilizar el hilo dental correctamente? A continuación, te explico cómo hacerlo paso a paso. 

Cómo utilizar el hilo dental correctamente

Cortar suficiente hilo dental

El primer paso es cortar un trozo de hilo lo suficientemente largo para poder manejarlo bien. Debe tener unos 40-50 cm, lo suficiente para poder enrollarlo alrededor del dedo medio de cada mano y que queden unos 5 cm libres para poder trabajar con él. 

Un buen truco es enrollar más hilo en uno de los dedos medios para que sea más fácil soltar de un lado y recoger del otro y poder pasar la seda limpia cada vez. 

Tensar el hilo

Para llevar a cabo la limpieza interdental (también llamada interproximal) y utilizar el hilo dental correctamente, el hilo debe estar bien tensado. 

Además, es importante que por cada sección pases hilo limpio, para ello, puedes enrollar más hilo en uno de los dedos medios para que sea más fácil soltar de un lado y recoger del otro y poder pasar la seda limpia cada vez.

Seguir un orden te ayudará a crear un hábito

Puedes empezar por la arcada superior e ir en orden para no saltarte ningún diente. Lo ideal es comenzar por los dientes incisivos centrales y luego ir a cada lado de la arcada. Es aconsejable que lo hagas siempre en el mismo orden, de esa manera, acabarás tomándolo como un hábito y lo realizarás correctamente casi de manera inconsciente.

Sigue la técnica adecuada

Para utilizar el hilo dental correctamente, debes sujetarlo con firmeza entre los pulgares y los índices. Introduce la seda suavemente ejerciendo una presión lateral contra el diente, nunca contra la encía (puedes provocar un sangrado).

utilizar el hilo dental

Pasa el hilo dental por cada espacio interdental limpiando los laterales de ambos dientes. También puedes curvar el hilo alrededor de la base del diente (sin llegar a la encía) para limpiar bien la parte posterior.

Dedica el tiempo necesario

Debes repasar bien tanto la parte posterior de cada diente como los espacios interdentales. Repite el movimiento 6 u 8 veces, es la forma de asegurarse de que la superficie dental y la línea de la encía quedan limpias.

Una vez que has terminado, solo queda enjuagarte bien la boca para eliminar definitivamente todos los restos de alimentos y de placa bacteriana que has “eliminado” de la superficie de tus dientes.

Por cierto, hay diferentes tipos de hilo, prueba hasta que encuentres uno con el que te sientas cómodo, los hay con cera o sin ella, de diferente anchura y hasta con sabores.

¿De verdad es tan importante utilizar el hilo dental?

Sin duda. Es la única forma de llegar a lugares a los que el cepillo no llega. Y recuerda que una limpieza deficiente facilita el crecimiento de la placa bacteriana, que puede acabar provocando caries y problemas de encías graves, como es la enfermedad periodontal.

Y no solo tus dientes estarán más sanos, también estarán más blancos y tendrás un aliento mucho más fresco.

Si tienes dudas, pide cita en nuestra clínica dental en Xàtiva. Haremos una revisión de tu dentadura y te enseñaremos cómo realizar una higiene oral correcta para mantenerla libre de placa y, por tanto, sana. En Clínica Dental Carralero trabajamos para que tengas una sonrisa bonita, pero sobre todo, saludable.