Cuáles son las causas de la retracción de encías y cómo tratarla

David Carralero David Carralero 28 abril, 2020
retracción de encías

Un proceso de retracción de encías significa que el tejido que rodea a los dientes va reduciéndose. En sus inicios, no es muy evidente; pero según avanza, la raíz del diente va quedando descubierta.

Y es mucho más que un problema de estética. Según la encía se retrae, el diente queda más expuesto, más debilitado. Por un lado, se facilita la acumulación de bacterias que provocan periodontitis. Por otro, la pieza pierde soporte, de modo que a la larga puede llegar incluso a perderse.

Qué causa la retracción de encías

No hay un único factor responsable de la retracción de encías, sino que pueden ser muy variados y de origen muy diferente:

  • Enfermedad periodontal: una de sus manifestaciones más evidentes son las encías retraídas. Es especialmente peligrosa porque su avance provoca que aparezcan infecciones que dañan irremediablemente la estructura que sostiene al diente.
  • Mala higiene: una limpieza deficiente favorece la aparición de la placa, y esta, a su vez, de la periodontitis. Un cepillado demasiado fuerte también puede dañar el esmalte y provocar con ello retracción.
  • Bruxismo: la presión excesiva que se ejerce al apretar o rechinar los dientes también afecta a las encías.
  • Aspectos genéticos y cambios hormonales: la genética puede tener un papel importante en la retracción gingival, y también las variaciones del nivel de hormonas en el caso de las mujeres en periodos como el embarazo o la menopausia.
  • Otras causas: maloclusiones que provocan una presión desmedida en las encías, tabaquismo o incluso piercings también pueden acabar provocando retracción de encías.

Cómo tratar la retracción gingival

Lo primero que hay que tener en cuenta es que este problema es irreversible. La encía no volverá a desarrollarse. Sin embargo, sí hay tratamientos para frenar el avance de la retracción o reparar los daños:

  • Raspado y alisado radicular: es una limpieza en profundidad. Por una parte, se elimina la placa presente tanto encima como debajo de la línea de la encía. Tras ello se alisan las raíces para que la encía pueda fijarse de nuevo al diente sin problemas. Se trata de un tratamiento que se realiza con anestesia y normalmente en varias sesiones.
  • Raspado abierto: es una técnica quirúrgica que se realiza en casos de retracción grave. Consiste en levantar la encía para limpiar perfectamente la raíz. Tras ello es necesario fijar de nuevo el tejido con fuerza.
  • Injertos: se realizan cuando la retracción de encías ha dañado al hueso. El procedimiento consiste en tomar tejido de otras encías o del paladar y suturar con él la encía dañada para tapar así la raíz que está demasiado expuesta.

¿Se puede prevenir?

La mejor prevención es una adecuada higiene dental. Es importante cepillarse perfectamente y usar hilo dental para evitar la aparición de la placa. Pero también es esencial someterse a revisiones periódicas en la consulta del dentista. Si hay síntomas de retracción dental, un tratamiento precoz ayuda a controlar el problema y evita que se agrave.

Si crees que tienes algún problema en tus encías, no dejes pasar más tiempo. Acude cuando puedas a nuestra clínica dental en Xàtiva. Deja tu salud bucodental en manos de los profesionales de Clínica Dental Carralero, trabajamos para que tus dientes y encías estén siempre en las mejores condiciones.

David Carralero

¿Tienes dudas? te las resuelvo aquí.