¿Debería usar enjuague bucal? Qué hacer y qué no hacer al usarlo

David Carralero David Carralero 15 septiembre, 2020
usar enjuague bucal

Usar enjuague bucal es un hábito muy extendido. De hecho, es un medio eficaz de apoyar la higiene oral. Sin embargo, conviene tener en cuenta algunos aspectos muy importantes, como que nunca debe sustituir al cepillado y al hilo dental y que lo más aconsejable es acudir al dentista para que indique el colutorio más adecuado para cada persona y cada necesidad.

Tipos de enjuague bucal

No todos los enjuagues son iguales. De su uso y sus indicaciones depende su composición, por ello, el consejo es que sea el especialista quien recomiende uno u otro:

  • Anticaries: son colutorios con flúor que protegen de la acción de los ácidos de la placa bacteriana. Tienen un efecto remineralizador, no eliminan las caries avanzadas, pero sí las previenen.
  • Antisépticos: suelen contener clorhexidina. Su función es prevenir la inflamación de encías controlando la placa bacteriana. También se suelen recomendar en caso de cirugías o tratamientos periodontales para evitar infecciones. Su uso solo debe realizarse bajo un estricto control del dentista.
  • Para la sensibilidad dental: cuando hay desgaste dental, la dentina queda más expuesta, y es lo que favorece la sensibilidad. Este tipo de enjuagues también ayuda a remineralizar los dientes.
  • Para evitar halitosis: son enjuagues fundamentalmente estéticos cuya función es refrescar el aliento.

Por otro lado, los colutorios no son solo para adultos, también existen enjuagues bucales específicamente formulados para los más pequeños. Son de sabor más suave y su objetivo principal es reforzar el esmalte y las encías.

Cómo usar enjuague bucal

No solo es importante elegir el colutorio adecuado, también usarlo correctamente para que sea realmente eficaz. Hay una serie de pautas básicas que conviene seguir estrictamente:

  • Higiene dental: el enjuague bucal se debe usar siempre después de un exhaustivo cepillado, solo así su acción será eficaz. Se puede emplear solo por la noche o un par de veces al día, dependerá, básicamente, de su función. Y es importante no comer inmediatamente después de su uso.
  • Emplear la cantidad precisa: antes de usar enjuague bucal es fundamental leer bien las instrucciones. En ellas se especifica la cantidad que se debe usar, aunque normalmente los tapones de los envases traen un pequeño vaso medidor. Por otra parte, por lo general la recomendación es no diluirlos en agua para no restar su eficacia.
  • Enjuagarse correctamente: el colutorio se debe emplear, al menos, durante 30 segundos. Hay que mover el líquido por toda la boca y escupirlo después de su uso, pero nunca se debe tragar. En este sentido, es importante vigilar a los niños cuando lo estén empleando.
  • Consultar previamente al dentista: es importante insistir en este aspecto porque hay enjuagues con los que se debe tener especial cuidado. Por ejemplo, usar un enjuague bucal con clorhexidina de manera prolongada puede manchar los dientes, o aquellos que tienen alcohol en su composición pueden llegar a ser irritantes o afectar a la producción de saliva. Además, la composición de algunas pastas de dientes puede interferir en la acción de los enjuagues.

En Carralero Clínica Dental Avanzada cuidamos de tu salud oral. Si es el momento de una revisión dental en profundidad o tienes dudas sobre tus rutinas de higiene, no dudes en pedir cita. En nuestra clínica dental en Xàtiva recibirás la mejor atención y tendrás a tu disposición los tratamientos de odontología más innovadores y efectivos. Recuerda que la salud de tu boca es importante.

David Carralero

¿Tienes dudas? te las resuelvo aquí.