Por qué es importante reemplazar las piezas dentales perdidas

David Carralero David Carralero 4 junio, 2019
reemplazar las piezas dentales

Son muchas las personas que pierden algún diente o varios a lo largo de su vida, ya sea por traumatismos, por enfermedades en las encías, a causa de las caries o por la edad. Sobre todo cuando los huecos no son muy visibles, hay quien opta por “dejarlo pasar”. Y esa decisión puede derivar en serias consecuencias para la boca. Por ello, reemplazar las piezas dentales perdidas es mucho más que una cuestión estética.

¿Qué ocurre al no reemplazar las piezas dentales perdidas?

Quizá ni siquiera lo imagines, pero dejar los huecos de las piezas puede acarrear problemas no solo en la boca, sino en la salud en general. Esto es lo que ocurre:

  • Efecto dominó: que un diente se caiga es un motivo de alarma, quiere decir que el soporte en el que se encontraba se ha debilitado. Si no se toman medidas, detrás irán otras piezas.
  • Movilidad dental: si no se reemplazan las piezas dentales perdidas, el resto pueden desplazarse lentamente hasta ocupar ese hueco o parte de él. El problema, en este caso, es que la mordida y, por tanto, la mandíbula, puede verse afectada.
  • Problemas al masticar: es algo evidente, pero muchas veces no se piensa en sus consecuencias. Si no se mastican bien los alimentos, la digestión será más difícil y pueden aparecer problemas gastrointestinales. Y por otra parte, implica un mayor esfuerzo, lo que puede desencadenar dolores mandibulares e incluso de cabeza, cuello y oídos.
  • Se eleva el riesgo de problemas en las encías: cuando falta una pieza dental, es más fácil que la encía se inflame y pueden aparecer problemas como gingivitis o periodontitis. Y puede llegar a ocurrir que las bacterias que atacan a las encías pasen a la sangre, poniendo en riesgo la salud cardiovascular.

¿Qué alternativas hay para reemplazar las piezas dentales perdidas?

Ahora que ya sabes los riesgos de no cubrir los huecos dejados por dientes que se han caído, es importante que sepas que también hay diferentes soluciones según el número de piezas que se han perdido.

  • Cuando se ha caído un solo diente, lo más habitual es colocar un implante, aunque cabría la posibilidad de un puente.
  • En el caso de que falten dos o más piezas, tradicionalmente, se colocaban prótesis removibles, pero estas son incómodas. Hoy en día la solución pasa por implantes o por la colocación de puentes fijos apoyados en dientes o implantes.
  • Si se ha perdido la dentadura completa, actualmente, el tratamiento más rápido, cómodo y natural es la colocación de prótesis fijas sobre implantes, que pueden ser dos o cuatro.

En cualquier caso, es el especialista quien debe aconsejar el tratamiento más adecuado en función del número de piezas perdidas y del estado del resto de la dentadura. Lo que es muy importante es que no dejes pasar el tiempo una vez que se te haya caído un diente.

Lo más rápido: sistema CEREC

Las nuevas tecnologías son grandes aliados en implantología. Uno de los sistemas más novedosos es el sistema CEREC. Con él se hacen impresiones digitales de la boca del paciente gracias a un escáner intraoral. Tras ello, un software específico nos ayuda a diseñar las coronas, que se fabrican de inmediato.

De esta manera, en una sola sesión podemos completar la colocación de la corona y el paciente recupera la estética y la funcionalidad de su boca.

Si has tenido algún problema y has perdido uno o varios dientes, no esperes. Pide cita en nuestra clínica dental en Xàtiva y te aconsejaremos el tratamiento más adecuado para reemplazar las piezas dentales perdidas. En Clínica Dental Carralero contamos con los mejores profesionales y los equipos más avanzados.