La sonrisa cambia con la edad: cómo evitarlo

David Carralero David Carralero 26 noviembre, 2019
la sonrisa cambia con la edad

Según pasa el tiempo, nuestro cuerpo envejece. Es algo que, inevitablemente, se refleja en todo, incluso en uno de esos aspectos que nos hace diferentes. Porque también la sonrisa cambia con la edad; con la edad y con los malos hábitos que no se han corregido durante años.

Todo ello hace que, al envejecer, la sonrisa ya no sea la misma. Tomar medidas preventivas para que eso no ocurra o para que los cambios sean mínimos es importante. Pero cuando ya ha ocurrido, no hay que desesperar, la odontología estética permite recuperar una sonrisa espectacular gracias a diferentes tratamientos.

¿Cómo la sonrisa cambia con la edad?

Nuestra boca juega un papel esencial en nuestra vida, y no siempre la cuidamos como se merece. Eso y el inevitable paso de los años hacen que los dientes, que no son indestructibles, empiecen a mostrarse vulnerables y que aparezcan otros síntomas que pueden envejecer la sonrisa:

  • Desgaste y mayor riesgo de fracturas: los dientes se desgastan, y mucho. Piensa en la cantidad de alimentos que masticas al día y multiplícalo por tus años. El esmalte se resiente y nuestros dientes se van volviendo más frágiles, más susceptibles a la rotura y más sensibles. Por eso es importante una buena higiene que evite que la placa los debilite aún más.
  • Movimientos y pérdidas dentales: con la edad, los huesos se debilitan, también los que sujetan los dientes. Esto es algo que puede provocar movilidad dental. Si además aparece la enfermedad periodontal, las posibilidades de que se pierdan los dientes se incrementan.
  • Coloración anómala: el desgaste del esmalte hace que la dentina quede más descubierta, provocando un color amarillento. Este color también puede deberse a la exposición al tabaco, al café o al vino.
  • Boca seca: cuando envejecen, las glándulas de la boca generan menos saliva. Esto provoca no solo sequedad, también mal aliento, problemas para masticar y mayor riesgo de placa. Por ello, es importante extremar la higiene.
  • Arrugas en el contorno de la boca: la zona peribucal también nota el envejecimiento con la pérdida de volumen de la piel y la aparición de arrugas.

¿Qué puedes hacer para luchar contra los efectos del envejecimiento?

Ya has visto cómo la sonrisa cambia con la edad y a qué puede deberse. Ahora llega el momento de tomar medidas. ¿Puedes recuperarla? La respuesta es breve y rotunda, ¡sí! Y para ello hay infinidad de tratamientos a los que puedes acudir, aconsejado, por supuesto, por profesionales tan cualificados como los de Clínica Dental Carralero. Estos son algunos de esos tratamientos:

  • Blanqueamiento: si el problema es que los dientes se han coloreado, hay diferentes tratamientos de blanqueamiento dental que mejoran su aspecto sin dañar el esmalte. Pueden ser en clínica con lámparas de luz fría, con gel o combinando ambos.
  • Ortodoncia: no hay edad para someterse a un tratamiento de ortodoncia. Si los dientes se han desplazado se puede corregir, bien con tratamientos tradicionales mediante brackets, bien mediante alineadores transparentes como los de Invisalign.
  • Carillas: con ellas se pueden resolver problemas como dientes desgastados, fisuras o pequeños traumatismos. Y se puede elegir entre distintas soluciones como las carillas de composite, en las que se aplica una resina sintética sobre el diente que se va moldeando, o carillas Lumineers, fabricadas con un material muy fino y que se adhiere a los dientes del paciente. Con el diseño digital de sonrisas, además, es posible ver el resultado antes de colocar las carillas definitivas.
  • Implantes: es la medida definitiva para reponer piezas perdidas. Hoy en día se pueden realizar implantes sin cirugía en los que el paciente apenas nota molestias en el proceso.
  • Tratamientos con ácido hialurónico: con este tratamiento se devuelve la hidratación y el volumen perdidos con la edad a la piel del contorno bucal y se rebajan las arrugas, haciendo que la sonrisa sea mucho más juvenil.

No hay que resignarse a que el tiempo deje una huella imborrable en nuestra sonrisa. El primer paso es la higiene y las revisiones dentales periódicas. Si ya han aparecido los primeros síntomas, hay muchos tratamientos para frenarlos o corregir sus consecuencias.

Es cierto que la sonrisa cambia con la edad, pero en nuestra clínica dental en Xàtiva contamos con los mejores profesionales y las más avanzadas tecnologías para que tu rostro vuelva a sonreír como cuando tenías algunos años menos.

David Carralero

¿Tienes dudas? te las resuelvo aquí.