Desmontando los mitos sobre el blanqueamiento dental

David Carralero David Carralero 20 mayo, 2019
mitos sobre el blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental es uno de los tratamientos habituales que realizamos en las consultas de estética dental. Sin embargo, hay pacientes que acuden con muchas dudas. Por eso, es importante desmontar algunos de los mitos sobre el blanqueamiento dental. 

Desmontando mitos sobre el blanqueamiento dental

Puede ocurrir que por desconocimiento nos resistamos a recibir un tratamiento eficaz, imaginando unos efectos secundarios que realmente no existen. Contar con información veraz de un profesional siempre nos hará tomar las mejores decisiones sin poner en riesgo, en ningún caso, la salud de nuestra boca. Por ello, presento y desmiento algunos mitos sobre blanqueamiento dental a continuación.

Los tratamientos de blanqueamiento dental dañan el esmalte

Es uno de esos los mitos sobre el blanqueamiento dental que no es del todo cierto. Hay tratamientos con productos muy fuertes que, combinados con técnicas como el láser sí pueden causar daño al esmalte. Sin embargo, un profesional nunca empleará métodos tan agresivos.

Por eso es importante que te pongas en manos solo de profesionales especializados en blanqueamiento dental.

El blanqueamiento afecta a las encías

Otro de los mitos indica que tras el tratamiento las encías quedan más sensibles, pero tampoco es cierto del todo. Inmediatamente después del tratamiento sí puede haber una mayor sensibilidad, pero  desaparece en poco tiempo si el blanqueamiento se ha realizado correctamente.

Las pastas blanqueadoras funcionan tan bien como el tratamiento

Los dentífricos con acción blanqueante pueden ser un buen apoyo para mantener los dientes blancos después de un tratamiento en la clínica. Pero usados por sí solos no tienen en absoluto la misma eficacia que los tratamientos realizados por un profesional, ya que la cantidad de peróxido (compuesto con acción blanqueante) que contienen es muy baja.

Los remedios caseros son eficientes

Debes tener mucho cuidado con ellos porque puedes causar un daño irreparable en el esmalte dental. Remedios con bicarbonato, limón o carbón activado no son tan eficaces como parece. No solo eso, sino que son muy abrasivos, por lo que a la larga puedes causar un desgaste en el esmalte irrecuperable. El agua oxigenada, por su parte, puede causar daños en las encías.

Entonces, ¿qué hay de cierto en los tratamientos de blanqueamiento dental?

Si el tratamiento lo realiza un buen especialista, el resultado será el deseado y sin exponerse a ningún tipo de riesgo. Hay otros aspectos sobre este tratamiento que son acertados:

  • Las técnicas de blanqueamiento comparten un mismo principio: se aplica un gel blanqueador en el diente que penetra en él y se va liberando poco a poco, cambiando el color del esmalte.
  • Los efectos son inmediatos y se puede conseguir aclarar varios puntos el tono del esmalte.
  • No todos los pacientes responden igual al tratamiento. Al igual que en cualquier otro aspecto, las características biológicas propias también tienen una cierta influencia.
  • El color dura entre uno y tres años. El efecto puede prolongarse si se hace un buen mantenimiento, con sesiones de refuerzo y evitando alimentos que provocan la pigmentación de los dientes, como frutos rojos, café o té negro. También hay que evitar el tabaco.

Como ves, hay muchos mitos sobre el blanqueamiento dental, pero también hay verdades que es importante que conozcas antes de someterte a cualquier tratamiento. Siempre, lo más importante, es confiar solo en profesionales tan cualificados como los de nuestra clínica dental en Xàtiva.

Obtén ya tu cita en Clínica Dental Carralero y en menos de lo que piensas tendrás una sonrisa de estrella de cine.