Los dientes cambian con la edad, ¿dejan alguna vez de moverse?

David Carralero David Carralero 13 noviembre, 2018

Los dientes cambian con la edad, es evidente. ¿Pero hasta cuándo? La respuesta es que no dejan de cambiar nunca. En la infancia aparecen, crecen, se caen, vuelven a crecer… ¿Qué ocurre en la madurez? Básicamente, que el paso de los años hace que haya desgaste, que los malos hábitos o una alimentación deficiente cambien su tono o los debiliten, o que aparezcan enfermedades.

Por qué los dientes cambian con la edad

He mencionado los cambios que experimentan los dientes con el paso del tiempo. Comienzo con el que más preocupa a los pacientes, la movilidad dental. Antes, un consejo: si notas que alguna pieza se mueve acude al dentista para determinar la causa y poner el tratamiento adecuado, actuar rápido puede suponer salvar el diente.

Ahora sí, explico las causas de la movilidad dental:

  • Enfermedades de las encías: la periodontitis hace que el hueso alveolar vaya perdiendo masa. Si no se frena a tiempo, los dientes acabarán cayendo. Las visitas periódicas al especialista son imprescindibles, como también una buena higiene oral.
  • Traumatismos: a veces un golpe fuerte provoca la movilidad dental. No hay que preocuparse en exceso, pero sí acudir de inmediato al odontólogo.
  • Desgaste: el paso de los años afecta a las estructuras que soportan a los dientes y puede desembocar en movilidad. Hay que cuidar mucho la dieta, aportando al organismo suficientes vitaminas y minerales.

No solo la movilidad, hay más síntomas que muestran que los dientes cambian con la edad:

  • Desgaste: lógicamente, con el paso de los años las piezas dentales se van desgastando, se pierde esmalte y su superficie se aplana. También puede estar provocado por el bruxismo o una mala mordida.
  • Caries: sí, también está relacionada con la edad. ¿Por qué? Porque la boca se reseca más, de modo que es más fácil que aparezca la caries.
  • Coloración: el alcohol, el tabaco y ciertos alimentos consumidos a lo largo de años hacen que los dientes se vuelvan oscuros o amarillentos.

¿Hay solución?

Muchas personas ven que los dientes cambian con la edad, que se mueven, que la sonrisa ya no es la de antes. Pero piensan que es irreversible y no hay solución. Esto no es así. Y de hecho, cada vez son más los pacientes en edad de madurez que acuden a nuestra clínica buscando un tratamiento.

No importa si tienes 40, 50 o 60 años. Puedes someterte a un tratamiento de blanqueamiento o de ortodoncia. Algunas soluciones que funcionan muy bien, son, por ejemplo, la denominada ortodoncia invisible (Invisalign) o el sistema de Bracktes Incógnito. Es un sistema de ortodoncia lingual en el que el aparato se coloca en la cara interna del diente. Además, se hace a medida, es cómodo y no ocasiona molestias.

Y si llega el momento en que no se puede evitar la pérdida de piezas dentales, los implantes son una buena solución. De hecho, hay tratamientos de implantes en los que se aplica cirugía mínimamente invasiva que son muy efectivos e indoloros para el paciente. 

Es cierto, los dientes cambian con la edad, pero esos cambios no siempre son irreversibles. Puedes solicitar cita en nuestra clínica dental en Xàtiva y haremos un estudio de tu caso para proponerte la mejor solución. En Clínica Dental Carralero aplicamos las técnicas más avanzadas.